historia cemecsa

Historia Cemecsa

ANTECEDENTES

José Antonio Vives Ruiz, Consejero Delegado de Talleres y Rectificados Rubí empresa dedicada al mecanizado y rectificado en la provincia de Málaga, hacia 1980 observó una oportunidad de expansión al mercado del mecanizado en el Campo de Gibraltar, dado el crecimiento industrial que estaba experimentando la zona. El sector industrial en esta zona estaba formado en su mayoría por empresas como CEPSA, PETRESA, INTERQUISA, LUBRISUR, CELUPAL, CRINAVIS y empresas de nueva creación como ACERINOX.

Años más tarde, José Antonio Vives abandonaba la gerencia de Talleres y Rectificados Rubí, empresa de la que había sido gerente durante 15 años, para instalarse por su cuenta y crear una nueva empresa de mecanizados y calderería orientada al mantenimiento mecánico de una empresa que empezaba a dar sus primeros pasos en el campo de Gibraltar, Crinavis, dedicada a la fabricación de buques. Antes de la puesta en marcha de ésta, José Antonio Vives crea CEMECSA (Centro de Mecanizados, S.A.), los primeros pasos se centran en Acerinox, a la espera de que Crinavis se ponga en marcha. Una decisión política da como resultado la marcha atrás de la instalación de Crinavis en el Campo de Gibraltar.

Así, las miras se orientaron en Acerinox, creada a principio de los años setenta con capital Japonés. Acerinox, después de 25 años de su puesta en marcha se ha consolidado como una de las principales factorías de acero inoxidable del mundo, con nula competencia en el mercado nacional y cuotas de participación muy elevadas en el mercado europeo.

Poco a poco CEMECSA fue ganando cuota de mercado.

AÑOS 90

La expansión de la empresa empieza a dar sus frutos a mediados de los años 90 en los que se va asentando las relaciones con el principal cliente de CEMECSA, ACERINOX, S.A.

SIGLO XXI

La diversificación vino como consecuencia de un futuro estancamiento en la cuota de mercado del mecanizado de Acerinox. En lo referente al mantenimiento mecánico la ventas de la sección parecían estancarse mientras que las expectativas de crecimiento de la sección de producción eran muy buenas y el futuro de la empresa dependía de éste.CEMECSA comienza a diversificarse en nuevos clientes y mercados, con nuevos productos y con la adquisición de nueva maquinaria que la hiciera más competitiva en el futuro.